CARSON, California, EE.UU. (AP) — Ni el propio Zlatan Ibrahimovic pudo haber escrito un mejor libreto para su debut en Hollywood.

El astro sueco entró como sustituto y anotó un doblete en su primer partido dentro de la MLS para que el Galaxy de Los Ángeles remontara un déficit de tres goles y se impusiera el sábado por 4-3 al LAFC.

“Les di una dosis de Zlatan”, dijo Ibrahimovic, quien definió el compromiso en los descuentos por medio de un cabezazo tras un centro de Ashley Cole, lo que provocó el delirio de la multitud reunida en el StubHub Center. “Después de eso yo pensaba ‘simplemente paren ahora el partido, no quiero sentir más adrenalina’”.

Ibrahimovic ingresó a los 71 minutos, cuando el público comenzó a corear su nombre.

Su primer tanto en Estados Unidos fue incluso más audaz. Marcó desde una distancia superior a los 40 metros, luego se sorprender adelantado al arquero Tyler Miller. El largo disparo igualó el marcador 3-3 a los 77 minutos.

Ibrahimovic, quien sigue buscando su condición física óptima tras someterse en abril de 2017 a una cirugía mayor de rodilla, dijo que su objetivo con ese disparo inconcebible fue ahorrar energía, más que debutar en forma espectacular.

“Sentía que había jugado 40 partidos y eran sólo 20 minutos”, relató. “Me dije ‘esta vez dispararé en vez de correr con el balón’. Fue la pelota la que entró, yo quería ahorrar fuerza para jugar otros 15 minutos”.

Sin importar la intención que haya tenido, dejó atónito al técnico del Galaxy Sigi Schmid, quien destacó el talento necesario para acertar un disparo a tanta distancia.

“Eso es tener clase mundial. No se enseña en ningún lado”, dijo Schmid. “No puedes hacer algo brillante a menos que lo intentes, e Ibrahimovic es la definición perfecta del tipo que siempre se arriesga a hacer algo brillante. Ese gol debe darle la vuelta al mundo. Estoy seguro de que será la sensación e YouTube, fue fantástico”.

También el mexicano Carlos Vela aportó un golazo, con tiro combado desde fuera del área a los 5 minutos, para dar la ventaja por 1-0 al LAFC. Vela hizo la segunda diana a los 26, y llegó a tres goles en el mismo número de partidos en la MLS.

LAFC amplió la delantera a los 48 minutos, con un tiro del costarricense Marco Ureña que Daniel Steres envió hacia su propio arco.

Sebastian Llletget acercó al Galaxy a los 71, y Chris Pontius marcó de un cabezazo, antes del show de Ibrahimovic.

El Galaxy llegó a siete puntos, y es segundo en la Conferencia del Oeste. El LAFC se quedó en seis.

En otros encuentros, Orlando City superó 4-3 a los Red Bulls de Nueva York; los Whitecaps de Vancouver se impusieron 2-1 al Crew de Columbus, y el Fire de Chicago igualó 2-2 ante los Timbers de Portland.

Además, Atlanta United superó 1-0 a Minnesota United; New York City FC se impuso 2-1 a los Earthquakes de San José; el Revolution de Nueva Inglaterra derrotó 2-0 al Dynamo de Houston; Sporting de Kansas City venció 1-0 al DC United; los Rapids de Colorado golearon 3-0 al Union de Filadelfia, y el Impact de Montreal doblegó 1-0 a los Sounders de Seattle.