ESTAMBUL (AP) — Varios clientes en Estambul de la marca de moda Zara han encontrado etiquetas inusuales en sus prendas, colocadas allí por trabajadores turcos que dicen no haber cobrado por la mercancía que llega a las tiendas.

Los trabajadores de una empresa subcontratada por Zara y otras marcas han entrado en tiendas de la firma española y colocado etiquetas en el interior con el mensaje “Yo hice esta prenda que va a comprar, pero no me pagaron por ella”. La etiqueta pide al cliente que apoye su campaña y presione a Zara para que les pague.

Según las etiquetas, los empleados trabajaban para la fabricante Bravo, que cerró de un día para otro. La campaña afirma que el fabricante les debe el salario de tres meses y los finiquitos.

El grupo Inditex, propietario de Zara, no respondió en un primer momento a preguntas de The Associated Press sobre el tema.