GUANGZHOU, China (AP) — La embajada estadounidense en China emitió el viernes su segunda alerta en dos semanas para advertir a sus ciudadanos de problemas de salud de origen desconocido, que han provocado la evacuación de varios empleados del gobierno estadounidense que trabajaban en un consulado de una ciudad sureña.

La alerta instaba a los estadounidenses a buscar ayuda médica en caso de sufrir cualquier “síntoma o episodio inusual, sin explicación, fenómenos auditivos o sensoriales u otros problemas de salud”.

Un equipo estadounidense está haciendo revisiones a más estadounidenses que trabajan en el consulado de Guangzhou. Un caso anterior en Guangzhou, revelado el mes pasado, desencadenó las pruebas.

Los incidentes han despertado el temor a que los problemas de origen desconocido iniciados en Cuba en 2016 se hayan expandido a otros países. China dice no haber descubierto información que pueda apuntar a una causa.