LEICESTER, Inglaterra (AP) — Tottenham volvió a tropezar en la Liga Premier el martes, con una derrota por 2-1 ante Leicester, ayudado por goles estupendos de Jamie Vardy y Riyad Mahrez.

Fue la tercera derrota de los “Spurs” en sus últimos cinco compromisos dentro de la liga. Como resultado, el Tottenham se ha hundido a 13 puntos del líder Manchester City, incluso con un partido más.

“Estoy muy decepcionado y frustrado, porque es difícil saber la causa de esto”, reconoció el técnico argentino Mauricio Pochettino. “Hoy nuestro desempeño colectivo fue muy pobre”.

En cambio, Manchester United se aproximó a cinco unidades de la cima, gracias a una goleada por 4-2 sobre el Watford. El City enfrenta al Southampton este miércoles y podría recuperar la ventaja de ocho puntos.

Los tantos de Vardy y Mahrez llevaron al Leicester a su inesperada coronación en la campaña de 2015-16. El martes, ambos recordaron la calidad que poseen.

Vardy acudió puntual a la cita con un centro que le envió Mar Albrighton desde la izquierda. Definió de volea, elevando el balón por encima del arquero Hugo Lloris a los 13 minutos.

Mahrez hizo el 2-0 en los descuentos del primer tiempo, cuando se escapó por la banda derecha en un contraataque, hizo la gambeta al zaguero Jan Vertonghnen y definió con un zurdazo combado a segundo palo.

Tottenham dominó la segunda mitad, y Harry Kane logró su décimo tanto de la campaña tras controlar un pase del sustituto Erik Lamela a los 79 minutos. Lamela disputó su primer encuentro en 13 meses.

Los “Spurs” han cosechado apenas cuatro puntos en sus últimos cinco partidos.

“Habíamos hablado mucho de la necesidad de comenzar mejor... pero volvimos a recibir un gol temprano”, lamentó Pochettino. “Luego fue difícil jugar. Necesitamos aprender que hay que empezar cada partido con la idea de pelear y competir”.

Manchester United tomó una clara ventaja con un doblete de Ashley Young, a los 19 y 25 minutos, y con un tanto de Anthony Martial a los 32. Ya con el 3-0 encajado, Watford reaccionó mediante tantos de Troy Deeney, de penal a los 77, y Abdoulaye Doucoure, a los 84.

Pero Jesse Lingard hizo el cuarto a los 86.

Los “Red Devils” han anotado cuatro goles en los encuentros ante West Ham, Swansea, Everton, Crystal Palace y Newcastle. Han demostrado así que el técnico José Mourinho puede mostrar atrevimiento para lanzarse al frente en ciertas circunstancias.

“Debimos haber anotado siete goles”, consideró Mourinho. “Fuimos muy peligrosos durante 90 minutos”.

Es en los duelos ante los principales adversarios por el título que el estratega portugués suele concentrarse en las labores defensivas. Dos de esos compromisos están en puerta, de visita ante el Arsenal y recibiendo al City.

En otros encuentros, Brighton y Crystal Palace igualaron sin goles, mientras que Newcaslte se recuperó de una desventaja de dos tantos para empatar 2-2 ante West Bromwich Albion, un equipo sin técnico.