AP NEWS
Related topics

Israel confirma ataque en Siria, acaba misión en frontera

January 13, 2019
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu (centro), escolado por el ministro de Transporte, Israel Katz (izquierda), y el secretario del Gobierno, Tzahi Braverman, durante la reunión semanal del ejecutivo, en Jerusalén, el 13 de enero de 2019. (AP Foto/Ariel Schalit, Pool)

JERUSALÉN (AP) — Israel atacó cientos de objetivos de Irán y Jezbolá en Siria, incluyendo una instalación de armas en un ataque aéreo durante el fin de semana, confirmó el domingo el primer ministro, Benjamin Netanyahu. Además, soldados israelíes hallaron el sexto y último túnel excavado por insurgentes de Jezbolá para ataques transfronterizos y dieron por finalizada su misión en la frontera con Líbano.

Los comunicados fueron un inusual reconocimiento público de las operaciones israelíes contra Jezbolá y su patrocinador Irán en la vecina Siria, donde se cree que Israel lleva tiempo atacando envíos de armas de Teherán a la milicia radical libanesa.

Sin embargo, hasta ahora Israel se ha abstenido de realizar comentarios sobre estas ofensivas por temor a desencadenar una reacción y verse arrastrada a la guerra civil que asola Siria.

En la reunión semanal de su gobierno, Netanyahu confirmó el ataque al dar las gracias al jefe del ejército saliente, el teniente general Gadi Eisenkot, por sus años de servicio y por haber organizado la campaña en la sombra de Israel contra Irán en los últimos años.

“Hemos operado con un éxito impresionante para impedir que Irán establezca una presencia militar en Siria y, en ese contexto, el ejército atacó cientos de veces objetivos iraníes y de Jezbolá”, afirmó Netanyahu. “Solo en las últimas 36 horas, la fuerza aérea atacó instalaciones de almacenaje de armas iraníes en el aeropuerto internacional de Damasco. La mayoría de los ataques recientes muestran que estamos más comprometidos que nunca a actuar contra Irán en Siria, como prometimos”.

Por otra parte, las tropas israelíes terminaron su campaña en la frontera con Líbano tras hallar un último túnel, el más largo de los descubiertos hasta la fecha y que se extiende por cientos de metros (yardas) desde debajo de una vivienda libanesa hasta adentrarse en suelo israelí, explicó el vocero del ejército, el teniente coronel Jonathan Conricus.

Israel lanzó la “Operación escudo del norte” a principios del mes pasado para detectar y destruir lo que calificó de vasta red de túneles que facilitaba que los insurgentes pudiesen cruzar la frontera y perpetrar ataques.

El último de los pasadizos partía de la localidad fronteriza libanesa de Ramyeh, explicó Conricus. Tenía 55 metros de profundidad y discurría por 800 metros de territorio libanés, además de adentrarse “docenas” de metros en Israel, apuntó. La construcción contaba con escaleras, un sistema de railes y un pasillo ancho que permitía el traslado de equipos y de un gran número de efectivos.

El túnel será destruido en los próximos días, dijo Conricus, añadiendo que aunque en el lado libanés de la frontera hay más pasadizos, este supuso el final de la ambiciosa operación militar israelí.

“Hemos conseguido el objetivo que nos fijamos hace un mes y medio”, señaló. “Según nuestra inteligencia, ya no quedan túneles para ataques transfronterizos hacia Israel”.

Tanto Israel como Naciones Unidas sostienen que los túneles violan la resolución de alto el fuego que puso fin a una devastadora guerra entre las tropas israelíes y Jezbolá en 2006. La misión de paz de la ONU en la zona, conocida como UNIFIL, fue informada sobre las operaciones, agregó Conricus.

La poderosa milicia chií Jezbolá, que actúa de forma independiente en Líbano, no realizó comentarios sobre el anuncio de Israel.

Israel lleva tiempo pidiendo acciones contra Jezbolá, un mini ejército que cuenta con el respaldo de Irán y que se cree que posee un arsenal de unos 150.000 proyectiles que pueden llegar a casi todo el territorio israelí. En los últimos años, la milicia radical ha estado ocupada en su campaña en Siria, donde combate del lado del gobierno del presidente Bashar Assad. Pero con el final de la guerra civil en el país vecino, las autoridades de seguridad israelíes temen que Jezbolá vuelva a poner su atención en Israel.

A raíz de sus hallazgos, Israel pidió a la comunidad internacional que imponga duras sanciones a Jezbolá y que empiece a actuar contra sus operaciones en Líbano.

El ejército israelí explicó que sus fuerzas seguirán desplegadas en la frontera para monitorear cualquier posible nueva actividad subterránea, y dijo que considera que el gobierno de Líbano es responsable de todo lo que ocurre en su territorio.

___

El periodista de AP Aron Heller está en Twitter en www.twitter.com/aronhellerap

AP RADIO
Update hourly