AP NEWS
Related topics

Uprimny sabe ya qué se siente competir en Juegos Olímpicos

February 16, 2018

Los esquiadores compiten en la prueba de 15 más 15 kilómetros durante los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang, Corea del Sur, el domingo 11 de febrero de 2018 (AP Foto/Dmitri Lovetsky)

PYEONGCHANG, Corea del Sur (AP) — Sebastián Uprimny nació en París, se mudó un tiempo a Colombia, la tierra de su madre, y luego se estableció en Salt Lake City donde aprendió a esquiar. En esa ciudad estadounidense, su actividad profesional lo llevó a colaborar con la organización de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2002.

Y entonces, al ver a los deportistas consagrados en Utah, comenzó a asaltarlo la pregunta que muchos aficionados adultos al deporte se han hecho alguna vez.

¿Cómo se hubiera sentido participar en unos Juegos Olímpicos?

El viernes, pudo comprobarlo en Pyeongchang.

Llegó en el lugar número 115, sólo delante del mexicano Germán Madrazo en la prueba del esquí de fondo, sobre la distancia de los 15 kilómetros, con un tiempo de 58 minutos, 8,01 segundos. Pero puede tachar en su lista de tareas pendientes la de vivir el sueño olímpico.

“Es el primer evento grande en que compito”, resaltó. “Empecé en cross country hace dos o tres años. Todo eran competencias pequeñas, y pasar de ahí a estar frente a miles de personas y a mi familia es increíble... todavía estoy tomando algo de aire. Entrenando se veía duro este recorrido pero no tanto. Ya compitiendo es duro, mucha subida. Uno cree que sólo está subiendo, porque las bajadas pasan rápido. La última vuelta estuvo muy pesada”.

El oro fue para el suizo Dario Cologna, con un registro de 33:43,9. La plata quedó en manos del noruego Simen Krueger y el bronce fue para Denis Spitsov, deportista olímpico de Rusia.

La idea fugaz que le pasó por la mente a Uprimny en 2002 se quedó haciendo semilla durante 14 largos años. Finalmente germinó, pero había que sortear varios obstáculos para que Uprimny la pusiera en práctica. El primero consistía en planteársela a su esposa.

“Tuve un sueño y hace dos años hablé con mi esposa y le dije, ‘quiero tener un último chance’, y bueno, se dieron las cosas. Es algo que tenía en la cabeza hace muchos años”, dijo el deportista tras cruzar la meta. “Al principio me dijo, ‘¿no has pensado que tienes cuatro hijos?’. Pero luego me dijo, ‘te apoyo en la locura’. Hace mucho yo ando en este cuento pero a los 40 años dije ‘bueno, o sucede o ya me olvido del tema’. Me apoyó y aquí están todos. Así que es un triunfo de toda la familia”.

Y sí, tanto la esposa como los hijos viajaron desde Salt Lake City y desplegaron una gran bandera frente a la pantalla gigante del graderío de Parque Olímpico de Alpensia. Otro contingente emprendió el largo viaje desde Bogotá.

“Estamos como 12 personas, todos felices”, indicó Uprimny, de madre colombiana y quien se considera “bogotano al 100”, pese a su cuna francesa y a tener un negocio en la ciudad estadounidense donde reside.

Ahora, Uprimny se siente satisfecho, y cree también que ha hecho algo positivo para fomentar el deporte entre otras personas.

“Soy una persona normal, con un sueño grande. Lo más importante ha sido el apoyo de la gente de mi edad, que conozco en el colegio. Me dicen, ‘no lo puedo creeer’. Tengo 42 años y tú estás en las olimpiadas, mejor me pongo a hacer algo”, relató entre risas. “Eso es demostrar que si uno tiene un sueño... se puede lograr”.

Todo con permiso de la esposa.

___

Luis Ruiz está en Twitter como: https://twitter.com/LuisRuizAP

AP RADIO
Update hourly