SAN FRANCISCO (AP) — Un agente de la patrulla de caminos que se volvió una sensación en internet luego de que rescató a una cervatilla de un incendio forestal en el norte de California dijo el lunes que no esperaba que las fotos se viralizaran en las redes.

El sábado en la mañana, el sargento de policía David Fawson, de San Francisco, ayudó a los elementos del Departamento Forestal y de Protección contra Incendios (conocido como Cal Fire) a rescatar a una cervatilla de un incendio que crecía con rapidez en la ciudad de Redding, ubicada a 370 kilómetros (230 millas) al norte de San Francisco.

“Estábamos conduciendo a través de un incendio cuando el Cal Fire dijo: ‘¿Pueden llevarse un venado de aquí?’”, relató. “La sostuve en mi regazo mientras salíamos”.

El sargento y su compañero llevaron a la cervatilla a una zona segura a miles de kilómetros de distancia, pero la cría de venado no huyó como Fawson pensó que lo haría.

“Se quedó junto a mí”, comentó. “Cuando trató de amamantarse de uno de mis dedos pensé: ‘En verdad es una cría muy pequeña’”.

Fawson, de 38 años, dijo que le pidió a un compañero que le tomara una fotografía porque sabía que sus cuatro hijas _de 7,9, 12 y 15 años_ iban a “amarla”. La popularidad que desataron las imágenes en línea lo tomó por sorpresa. Las fotos de la cervatilla sentada en su regazo en una patrulla mientras lamía su cuello han sido compartidas más de 16.000 veces en Facebook.

Los representantes del programa de rescate de cervatillos de Haven Wild Care se llevaron a la cervata dos horas después y la nombraron Carra, en referencia al fuego del que fue rescatada, el llamado incendio Carr.

Fawson estaba asignado a Redding para ayudar a la agencia a combatir el incendio. Más de 50 elementos de la división Golden Gate de la Patrulla de Caminos de California han ayudado durante los incendios forestales que han destruido más de 700 viviendas y provocado seis muertes en Redding.

El periódico San Francisco Chronicle reportó que la organización sin fines de lucro, Haven Humane Society, en la ciudad de Anderson ha recibido a 500 perros, gatos, aves, reptiles y ganado durante los incendios.

Miles de rescatistas trabajan para salvar vidas humanas, estructuras y animales, indicó Fawson. Salvar a la cervatilla fue una pequeña victoria.

“Cualquiera de nosotros lo habría hecho”, señaló.