AP NEWS
Related topics

El Salvador defiende decisión de abrir relaciones con China

October 6, 2018

ARCHIVO - En imagen de archivo del miércoles 26 de septiembre de 2018, el presidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén toma la palabra en una sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas, en la sede de la ONU. (AP Foto/Frank Franklin II)

SAN SALVADOR (AP) — El presidente Salvador Sánchez Cerén defendió el sábado la decisión de su gobierno de romper relaciones diplomáticas con Taiwán y establecerlas con la República Popular de China, para favorecer al pueblo salvadoreño.

“Nadie nos puede aconsejar qué es lo que podemos hacer, nadie nos puede ordenar lo que tenemos que hacer”, aseveró el presidente salvadoreño en un acto público, en respuesta a las críticas de los partidos de derecha del país y del gobierno de Estados Unidos.

La embajadora estadounidense en El Salvador, Jean Manes, expresó recientemente la preocupación de su país por la falta de transparencia en los acuerdos políticos y económicos con China, y aunque reconoció que todos los países tienen derecho de tomar sus propias decisiones, indicó que “Estados Unidos tiene el derecho de analizar estas decisiones”.

El 20 de agosto, el presidente Sánchez Cerén anunció en cadena nacional por radio y televisión que su gobierno tomó la decisión de romper las relaciones que El Salvador sostuvo por más de 80 años con Taiwán y de establecerlas de inmediato con China, lo que provocó críticas de políticos opositores.

La embajadora estadounidense advirtió que la decisión ponía en peligro innumerables proyectos de cooperación con Estados Unidos, su principal socio comercial.

En enero de 2016, se definió que El Salvador recibiría 65 millones aprobados por el Congreso estadounidense para combatir la emigración de niños y adolescentes centroamericanos.

El Salvador también participa en el Fondo del Milenio, que es un programa financiado con 277 millones de dólares donados por Estados Unidos, a través de la Cooperación del Reto del Milenio (MCC por sus siglas en inglés), más una contraparte de 88,2 millones de dólares aportados por El Salvador, que serán invertidos en un plazo de cinco años.

El objetivo del programa es mejorar el clima de inversiones mediante el impulso a la calidad de la educación y la formación profesional, y la agilización del paso en la zona costera, uno de los corredores logísticos más importantes del país.

Sánchez Cerén informó que una misión de su gobierno visitó recientemente China y en los próximos días anunciarán cuales son los programas de cooperación, de inversión y de intercambio comercial que serán implementados.

Manifestó que ahora trabajan para evaluar cómo el intercambio favorecerá a los pueblos de ambos países.

“Esa es la razón porque tomamos la decisión de abrir las relaciones que tanto preocupa a la derecha de este país y que tanto preocupa a algunos gobiernos”, afirmó. “El Salvador es un país soberano, y el país tiene la facultad de tomar las decisiones que considere necesarios y justas para ayudar al pueblo salvadoreño y ese es el propósito de esta decisión”.

El mandatario salvadoreño se refirió también a las críticas por un proyecto de zona económica en el oriente del país que incluiría la participación de empresarios chinos en el Puerto de La Unión, ubicado en el Golfo de Fonseca compartido con Honduras y Nicaragua _donde supuestamente China estaría planeando montar una base militar.

Manifestó que los partidos de la derecha han afirmado que China quiere poner una base militar en el Golfo de Fonseca y destacó que en El Salvador la única base militar que existe es de Estados Unidos _en la zona del aeropuerto internacional de Comalapa al sureste de la capital.

“No va a existir ninguna base militar porque nosotros no estamos importando militares, lo que queremos es generar desarrollo para el país, eso es lo que nosotros buscamos”, sostuvo.

AP RADIO
Update hourly