WASHINGTON (AP) — El senador John McCain, quien está bajo tratamiento por un cáncer cerebral, fue ovacionado al volver el martes al Capitolio y votó a favor de que se empiece a debatir un proyecto para revocar la ley de cuidado de salud promulgada por el expresidente Barack Obama.

McCain, de 80 años, tenía una cicatriz visible encima del ojo izquierdo luego de que los médicos le retiraron un coágulo a principios de mes. Días después de la cirugía el senador reveló que padece un tumor cerebral muy invasivo.

"Dejen de escuchar a los grandilocuentes fanfarrones de la radio, la televisión y el internet. ¡Al diablo con ellos!", afirmó McCain en su discurso en el pleno del Senado.

El senador de Arizona criticó la falta de acciones legislativas en el Congreso, y aclaró que no votará por la versión republicana actual para revocar y reemplazar la ley de cuidado de salud.

McCain fue ovacionado tras su discurso. Ya había votado en favor de que comience el debate sobre la ley de cuidado de salud, en respaldo a su partido y al presidente Donald Trump sobre un asunto que ha definido al Partido Republicano durante los últimos siete años.

"Él es resistente como una bota", dijo el senador republicano John Kennedy, de Louisiana. "Muchas personas estarían, entendiblemente, acurrucadas en su cama en posición fetal".

El mismo McCain hizo bastante campaña el año pasado en favor de revocar la ley conocida como Obamacare, al postularse para un sexto y probablemente último período en el Senado. Y superar el cáncer para revocar la ley promulgada por el hombre que le ganó la presidencia en el 2008 podría ser una dulce revancha.

MaCain también contribuyó a darle un triunfo clave a Trump, pese a ser uno de sus críticos más abiertos en el Capitolio. Durante la campaña presidencial del año pasado, Trump ridiculizó a McCain por los años que pasó como prisionero de guerra durante la guerra de Vietnam.

El regreso de McCain trajo a la mente una anécdota parecida ocurrida en julio del 2008, cuando su fallecido buen amigo y colega demócrata Ted Kennedy, de Massachusetts, regresó al Senado mientras luchaba contra un cáncer cerebral para votar sobre una medida del Medicare, el programa gubernamental de atención a la salud de los ancianos. Kennedy también fue aplaudido y ovacionado y murió en agosto del 2009 (no es familiar del actual senador Kennedy).

La posibilidad de que McCain regresara había sido tema de conversación el lunes en el Capitolio. Aun así, el anuncio que su oficina envió por la tarde fue una sorpresa. Pero no garantizaba la aprobación de la propuesta del líder de la bancada mayoritaria del Senado, Mitch McConnell, para que se iniciara el debate con el fin de revocar la ley de cuidado de salud.

___

El periodista de The Associated Press Kevin Freking contribuyó con este despacho.