MANON, España (AP) — El español Jesús Herrada se apoderó el jueves de la camiseta de líder de la Vuelta de España tras una 12da etapa ganada por el francés Alexandre Geniez.

Geniez dominó el sprint final para asegurarse la victoria tras un tramo de 181,1 kilómetros (112,5 millas) entre Mondonedo y Estaca de Bares, el punto más norteño de España.

Herrada, del equipo Cofidis, estuvo entre un grupo de ciclistas que ganaron tiempo en la etapa montañosa, lo suficiente como para apoderarse de la camiseta roja. Le lleva ahora más de tres minutos al ex líder Simon Yates.

Alejandro Valverde seguía un segundo detrás de Yates, con el colombiano Nairo Quintana muy cerca.

"Mi objetivo era cazar minutos y ya lo pensaba desde hace unos días”, señaló Herrada. “He estado en muchas fugas intentando la victoria y al final no he ganado la etapa, pero me he puesto el rojo. Estoy muy contento".

“Llevo muchos días intentándolo y es complicado, sin embargo me he encontrado con un liderato que no esperaba", añadió el corredor de 28 años.

Herrada es el primer español que luce la camiseta roja de líder desde 2016.

“Hemos tratado de controlar en la parte final pero está claro que era una ventaja muy grande y el cambio de líder era inevitable”, comentó Quintana, del equipo Movistar. “Siento una gran alegría por Jesús: es un corredor de gran calidad, muy completo en todos los terrenos, fue muchos años compañero de equipo y le doy la enhorabuena porque se lo merece”.

La parte más difícil de la Vuelta empieza el viernes con la 13ra etapa de la Vuelta, una ruta de 174,8 kilómetros (108,6 millas) de Carreño a Sabero, incluyendo la subida al puerto de montaña de La Camperona.

“Empezamos estos tres días con La Camperona, que es una subida exageradamente dura. Lo más importante es encontrar buenas piernas y, si las hay, intentar aprovecharlas a nuestro favor”, dijo Quintana.

Geniez cruzó la meta delante de Dylan Van Baarle y Mark Padun, para llevarse la tercera etapa de su carrera en la Vuelta. El francés chocó con un organizador de la carrera que no pudo apartarse del camino a tiempo, a unos cuantos metros tras la raya. Van Baarle tampoco pudo evitar el contacto y cayó sobre el hombre. Nadie resultó malherido.

Lo ocurrido provocó quejas de la Asociación de Ciclistas Profesionales.

"Estoy realmente cansado de ver esta superficialidad en la aplicación de las normas establecidas en las especificaciones del organizador”, dijo Gianni Bugno, el presidente de la asociación. “Esta falta de atención de los organizadores demuestra una total falta de respeto hacia nosotros que hemos trabajado duro para mejorar la seguridad en las carreras y una falta total de consideración hacia los corredores”.