BUENOS AIRES (AP) — En un partido a todo o nada, Jorge Sampaoli no traicionará su filosofía.

“Nuestra obligación con esta camiseta es ir a buscar los tres puntos en cualquier lado. Solo ganar nos dejará conformes”, remarcó el técnico de Argentina de cara al trascendental duelo ante Uruguay en Montevideo el jueves por las eliminatorias del Mundial de Rusia.   

Sampaoli no confirmó el equipo para visitar a la Celeste, pero dio a entender que prepara una táctica ultraofensiva que ha crispado a quienes consideran que el duelo amerita un plan más conservador.

“Yo siento que me juego un partido que va a definir la historia de este país de cara al Mundial que viene”, afirmó el martes en rueda de prensa. “Es un partido determinante. Salir mal parados de Uruguay nos obligará a ganar los nueve puntos (que restan para el final de las eliminatorias). Hay que tener paciencia y sabiduría”.

Con 22 puntos en 14 partidos, Argentina marcha quinta en las eliminatorias, fuera de los cuatro primeros puestos que clasifican directamente a Rusia. De mantenerse en ese lugar, los albicelestes tendrán que disputar un repechaje contra el líder de Oceanía.

Las dos primeras prácticas perfilan como probables titulares a Sergio Romero en el arco, secundado por una línea de tres defensores con Gabriel Mercado, Federico Fazio y Nicolás Otamendi. En el mediocampo Lautaro Acosta, Guido Pizarro, Lucas Biglia y Angel Di María, jugadores con características más de ataque que de marca. Y adelante jugarán por primera vez juntos el astro Lionel Messi, Paulo Dybala y Mauro Icardi.

Fuera de esta formación quedaría afuera Javier Mascherano, un histórico del seleccionado. Sampaoli, quien hará su estreno oficial en el banco de Argentina en eliminatorias, considera al jugador del Barcelona defensor más que volante y corre con desventaja para este duelo por su menor altura. No obstante, el técnico no lo descartó por su personalidad y experiencia como principales atributos.

Por otra parte, Sampaoli reconoció que no le resulta indistinto la presencia o no de Luis Suárez en Uruguay, pero destacó que el artillero del Barcelona no es la única virtud del equipo de Oscar Tabárez.

“Uruguay siempre se mantiene vivo en un partido. Trataremos de someterlo. Habrá que estar atento al juego aéreo, la segunda pelota”, afirmó.

Suárez había sido descartado en primera instancia debido a una distensión de la cápsula posterior de su rodilla derecha que padeció en el partido de vuelta de la Supercopa de España contra Real Madrid, pero gracias a una recuperación más rápida de lo esperada, Barcelona lo autorizó a viajar a Uruguay.

Tras medirse contra los uruguayos, Argentina recibirá a la eliminada Venezuela el martes próximo en el estadio de River Plate.