WASHINGTON (AP) — El gobierno del presidente Donald Trump calificó de terrorista al gobernador del Banco Central de Irán y le aplicó sanciones para acrecentar el aislamiento iraní del sistema financiero global.

El Departamento del Tesoro acusó a Valiollah Seif de ayudar a transferir millones de dólares a Jezbolá, la milicia respaldada por Irán. Lo calificó de “terrorista global especialmente designado”.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo que Seif “envió de manera encubierta” dinero de la Guardia Revolucionaria iraní a través del Banco Islámico al-Bilad en Irak para ayudar a Jezbolá. El banco y el presidente de su directorio también fueron sancionados.

Estados Unidos dijo que le impondrá también sanciones secundarias a Seif. Eso significa que quien tenga negocios con él puede verse excluido del sistema financiero estadounidense.