MILÁN (AP) — Atalanta se mantuvo firme en su empeño por clasificarse a las copas europeas tras vencer el sábado 1-0 al colista Crotone en la Serie A.

El partido fue más más difícil de lo esperado para Atalanta. Pero el gol de Andrea Conti alcanzó para que el club de Bérgamo subiera al cuarto puesto, un punto por encima de Lazio y tres por delante del Inter de Milán, que el domingo visita a Bologna.

Atalanta se ubica tres puntos por debajo de las plazas para disputar la Liga de Campeones. Le tocará medirse contra el tercero Napoli el próximo fin de semana, aunque el club del sur podría llegar con una diferencia de seis puntos si el domingo sale victorioso de su visita a Chievo Verona.

"Si le ganamos al Napoli, vamos a meternos en la pelea por un puesto en la 'Champions''', comentó el técnico de Atalanta Gian Piero Gasperini said.

Crotone tuvo un gol anulado por posición adelantada y sigue 19no, a nueve puntos de la zona de salvación.

En un partido de poca fluidez en la cancha de Atalanta, el primer remate no se produjo sino hasta los 34 minutos, cuando el tiro libre de Andrea Barberis salió desviado.

Atalanta estuvo a punto de adelantarse minutos más tarde, pero el cabezazo del central brasileño Rafael Toloitras a un tiro de esquina del atacante argentino Alejandro Gómez se fue sobre el larguero.

Más incisivos tras el descanso, Atalanta abrió la cuenta a los 48 minutos. Andrea Petagna sirvió un centro desde la izquierda del área y Conti evadió a un defensor para tocar el balón a las redes.

Atalanta lo tuvo para ganar con más holgura, pero desperdició varias ocasiones y Atalanta por poco le amargó la faena. A cuatro minutos del final, Crotone creyó que sacaba el empate cuando Aleandro Rosi cabeceó un rebote tras un tiro libre, pero el árbitro pitó que estaba en posición adelantada y anuló el gol.

En el otro partido sabatino, Lazio también siguió prendido en la lucha por las plazas europeas al vencer a domicilio 2-1 a Empoli.

Empoli se adelantó a los 67 en un contragolpe culminado por Rade Krunic, definiendo con un zapatazo desde 30 metros.

Pero Krunic pasó de héroe a villano un minuto después: desvió el centro del brasileño Felipe Anderson y el balón quedó servido para Ciro Immobile, quien no perdonó con un remate rasante.

Lazio cantó victoria gracias a otro balón desviado cuando el disparo Keita Balde Diao pegó en el brazo de Andrea Costa.

Fue la primera victoria de Lazio en la cancha de Empoli desde 2005.