IRBIL, Irak (AP) — Fuerzas iraquíes iniciaron al amanecer del jueves la operación para arrebatar al grupo extremista Estado Islámico la ciudad de Hawija, uno de sus últimos feudos en el país, según el primer ministro iraquí.

La campaña comenzó apenas dos días después de que fuerzas iraquíes iniciaran una ofensiva contra bastiones de la milicia radical en la extensa provincia de Anbar, en el oeste de Irak, indicó en un comunicado la oficina del primer ministro, Haider al-Abadi.

Hawija, 240 kilómetros (150 millas) al norte de Bagdad, es uno de los últimos territorios que sigue reteniendo el grupo extremista en Irak. La milicia radical ha perdido terreno de forma constante y ha visto cómo su amplio califato, que en 2014 abarcaba un tercio de Irak y de la vecina Siria, se desmoronaba con rapidez.

Aviones iraquíes y de una coalición internacional han redoblado sus ataques aéreos sobre la ciudad este mes, atacando bases del grupo EI e instalaciones armamentísticas.

Los extremistas “enfrentan ahora a las poderosas (fuerzas de seguridad iraquíes) en las dos últimas zonas donde controlan territorio en Irak”, afirmó el jueves por la mañana el coronel Ryan Dillon, portavoz de la coalición que lidera Estados Unidos, en un comunicado en Twitter.

En la provincia occidental de Anbar, fuerzas iraquíes recuperaron el miércoles la localidad de Rihana, según un comunicado de la coalición. La zona que controla e grupo EI en la provincia está en su mayoría en la frontera con Siria, en el valle del río Éufrates.

Las fuerzas iraquíes declararon la victoria sobre los extremistas en Mosul en julio, y en la localidad occidental de Tal Afar al mes siguiente.

Los planes de recuperar Hawija han tropezado con discusiones políticas entre las fuerzas iraquíes, grupos armados chiíes y las tropas kurdas peshmerga. La ciudad forma parte de la gubernatura de Kirkuk, disputada entre el gobierno central en Bagdad y la región autónoma kurda iraquí en el norte del país, donde está previsto celebrar la semana que viene un referendo de independencia.

En Hawija quedan entre 800 y 1.500 combatientes del grupo EI, indicó el general Yahyah Rasul, portavoz de las fuerzas armadas iraquíes.

Dillon, el portavoz de la coalición internacional, señaló que el referendo kurdo ha retirado “recursos y concentración” de la lucha contra el grupo EI. También predijo que tras las victorias iraquíes en Anbar, la batalla por Hawika será una “dura lucha”.

___

Los periodistas de Associated Press Qassim Abdul-Zahra y Samuel McNeil, en Bagdad, contribuyeron a este despacho.