LISBOA, Portugal (AP) — Los mandatarios de Francia, España y Portugal dicen que seguirán adelante con los planes de diversificar sus fuentes energéticas, lo que podría significar más importaciones de gas natural licuado de Estados Unidos.

En una cumbre energética entre los tres países, los dirigentes dijeron que es “esencial” construir infraestructura que les permita importar, almacenar y transportar gas natural, incluso a través de nuevos ductos descritos como “clave”.

Portugal está dispuesto a guardar grandes cantidades de gas natural de Estados Unidos en sus instalaciones de almacenamiento subterráneas en uno de sus puertos en el Atlántico y enviarlo a través de gasoductos a España y Francia.

La estrategia ayudaría a reducir la dependencia de Europa en el gas ruso, y el gobierno de Estados Unidos está dispuesto a aumentar las exportaciones de energía.

Los tres países consideran el gas como un recurso temporal mientras hacen el cambio del carbón a fuentes de energía renovable.