PYEONGCHANG, Corea del Sur (AP) — La caída que Stephanie Joffroy sufrió hace cuatro años en Sochi no sólo le privó de un boleto que parecía seguro a la ronda semifinal, sino que marcó el comienzo de un calvario. Cinco cirugías reconstructivas de rodilla, dos años de interrupción total de su actividad deportiva, un penoso proceso de recuperación.

En ese sentido, la aparición de la chilena el viernes en Pyeongchang la deja satisfecha. El resultado no, pero Joffroy presiente una oportunidad de revancha en Beijing 2022.

“Yo había dicho que Corea no era tanto mi objetivo. Por lo menos puedo participar porque hubo un momento en que lo dudé”, comentó la esquiadora acrobática, quien fue eliminada en su primera competición, correspondiente a los octavos de final dentro de la modalidad de ski cross. “Hice lo mejor que pude pero con tantas lesiones, la verdad es que sigo creyendo que puedo seguir y llegar bien a China”.

Dos de las tres participantes en cada carrera se clasificaban a la siguiente fase, pero Joffroy llegó detrás de la canadiense Kelsey Serwa y de Anastasia Chirtcova, deportista olímpica de Rusia.

“Un recorrido difícil y unas rivales buenísimas. Yo apenas estoy reconstruyendo mi actividad deportiva”, explicó la joven de 26 años, cuyo puesto fue así menos destacado que el de 2014.

En cambio, el resultado en general es menos doloroso y mucho más alentador.

En Sochi, Joffroy ocupaba el segundo puesto en los cuartos de final cuando sufrió una espeluznante caída. Se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, y la lesión se complicó mucho más de lo previsto.

Retirada en camilla de la pista, Joffroy no reanudó la actividad deportiva sino en 2016 y sólo pudo regresar a competiciones de alto nivel en septiembre de 2017.

“Recuerdo aquella carrera con algo de alegría, porque me demostró lo que puedo lograr cuando estoy en mi mejor nivel”, manifestó. “Pero también, lo cierto es que la lesión me dejó fuera mucho tiempo. El periodo fue muy largo y no puedo decir que hice una preparación normal para venir acá. Estoy lejos del nivel que tuve en Rusia y del que tienen las rivales”.

El oro quedó precisamente en manos de Serwa, próxima a cumplir 29 años. Joffroy llegará de 30 a Beijing.

“Yo sé que puedo volver a mi mejor nivel. Quiero seguir hasta 2022”, recalcó la deportista nacida en Chile y residente desde la adolescencia en Francia, el país de su padre.

La plata fue para la canadiense Brittany Phelan y el bronce para Fanny Smith.

Joffroy se quedó con la alegría del regreso y la esperanza de un futuro mejor.

___

Luis Ruiz está en Twitter como https://twitter.com/LuisRuizAP