AP NEWS
Related topics

Fuerzas especiales afganas arremeten contra Estado Islámico

January 1, 2019

KABUL (AP) — Las fuerzas especiales afganas lanzaron una nueva ofensiva contra el grupo Estado Islámico en la provincia oriental de Nangarhar, matando a 27 combatientes, informaron el martes las autoridades. Mientras tanto, los atentados de los talibanes en el norte de Afganistán mataron a 15 miembros de las fuerzas de seguridad del país.

De acuerdo con el miembro del consejo provincial Ajmal Omar, las fuerzas especiales, respaldadas por helicópteros de combate, atacaron el lunes a la milicia radical en el distrito de Achin, en Nangarhar. La provincia ha sido un bastión de ISIS y el lugar donde la rama regional del grupo extremista surgió hace unos años.

El brazo mediático de la milicia, la agencia de noticias Aamaq, reportó que el Estado Islámico repelió una operación conjunta de las fuerzas afganas y estadounidenses en la zona.

Omar, que no pudo confirmar si en la ofensiva participaron efectivos estadounidenses, apuntó que entre los fallecidos había dos líderes locales del grupo extremista, Sediq Yar y Syed Omar. La remota ubicación de la región hace imposible investigar de forma independiente los reportes contradictorios.

En el norte, los talibanes lanzaron dos rápidos ataques contra retenes policiales en la provincia de Sar-e-Pul el lunes en la noche y mataron a 15 agentes e hirieron a otros 21 en el último de una serie de incidentes casi diarios contra las asediadas fuerzas de seguridad nacionales.

Las intensas balaceras se prolongaron durante horas en el distrito de Sayyad y a las afueras de la capital de la región, Sar-e-Pul. En uno de los ataques, registrado a las afueras de esa ciudad, la artillería pesada empleada por las fuerzas afganas para tratar de frenar a los insurgentes provocó la huida de los residentes para ponerse a salvo, explicó el jefe del consejo provincial, Mohammad Noor Rahmani.

Qari Yousof Ahmadi, vocero de los talibanes, reivindicó la autoría de los dos ataques en la región.

Los talibanes han perpetrado ataques casi diarios contras las fuerzas afganas a pesar de los esfuerzos de Estados Unidos para negociar el final de la guerra que sacude el país desde hace 17 años.

Se estima que la filial de ISIS en Afganistán, que surgió en 2013, tendría entre varios cientos y varios miles de combatientes. Sus filas se componen principalmente de talibanes descontentos e insurgentes uzbekos del Movimiento Islámico de Uzbekistán, además de radicales paquistaníes que fueron expulsados de la zona tribal de su país en la frontera con Afganistán.

Pese a la incesante violencia y al deterioro de la seguridad en Afganistán, se espera que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anuncie la retirada de 7.000 soldados en el verano.

En la actualidad, Washington tiene aproximadamente 14.000 efectivos desplegados en la nación asiática, en su mayoría realizando labores de formación y apoyo a las fuerzas locales, que asumieron la defensa del país en 2014. Además hay otros 7.100 soldados de la OTAN y otros países aliados.

___

Los periodistas de The Associated Press Maamoun Youssef en El Cairo y Kathy Gannon en Islamabad contribuyeron a este despacho.

AP RADIO
Update hourly