FORT WORTH, Texas, EE.UU. (AP) — La madre del adolescente de Texas que utilizó la defensa de "affluenza" tras matar a cuatro personas en un accidente cuando conducía en estado de ebriedad fue puesta en libertad el martes por la mañana tras estar detenida en una cárcel de Texas.

Tonya Couch declinó hablar con la prensa cuando salía de la Cárcel del Condado Tarrant. Está acusada de obstaculizar la aprehensión de un criminal, en este caso su hijo, Ethan Couch, de 18 años, con quien huyó a México en noviembre mientras el joven estaba en libertad condicional.

El hijo está en México resistiendo las gestiones de extraditarlo a Estados Unidos.

El lunes un juez le redujo a la mujer la fianza de un millón de dólares a 75.000. Deberá portar una tobillera electrónica para monitorear sus movimientos y permanecer en la vivienda de su hijo Steven McWilliams, de 29 años, excepto para sus citas con el médico y su abogado.

Las autoridades dicen que madre e hijo huyeron a México luego que surgiese un video en el que parecía verse al joven en una fiesta en la que los asistentes bebían alcohol. Si Ethan Coach estaba bebiendo, eso violaría las condiciones de su libertad condicional y podría llevarlo a prisión.

Durante el juicio, testigos dijeron que el joven es irresponsable como consecuencia de la manera en que fue consentido por sus padres acaudalados, lo que un experto calificó de "affluenza", una mezcla de "influenza" (gripe) y "affluent" (pudiente, en inglés).

Las autoridades piensan que madre e hijo lanzaron una fiesta de despedida poco antes de cruzar la frontera en la camioneta de ella. Inicialmente fueron ubicados en un condominio en el balneario de Puerto Vallarta tras pedir pizza por teléfono. Se había ido para cuando las autoridades llegaron al lugar, pero una testigo guió a la policía a un apartamento en el centro de la ciudad vieja.

Cuando fueron arrestados, Ethan Couch parecía haber tratado de disfrazar su apariencia, tiñéndose el cabello negro y la barba de marrón, dijeron investigadores.