YAKARTA, Indonesia (AP) — El hallazgo de dos crías de orangután huérfanas en Borneo la semana pasada es una prueba más de que la deforestación y la cacería ilegal están amenazando la supervivencia de estos grandes simios, aseguró el lunes un grupo de conservación en Indonesia.

Nico Hermanu, portavoz de la organización Borneo Orangutan Survival Foundation, dijo que las dos crías fueron rescatadas en lugares diferentes por un equipo de la fundación y de la agencia de conservación del medioambiente del gobierno.

Un macho de unos 6 u 8 meses fue rescatado el viernes después de que fue hallado solo a la orilla de un río cerca de una villa en Central Kalimantan. El otro orangután es una hembra de 3 años que pesaba apenas 5 kilos (11 libras) cuando fue rescatada el jueves en un poblado donde vivía con una familia.

La fundación dijo que en ambos casos es posible que las madres hayan sido asesinadas deliberadamente.

A medida que se acaban los bosques, los "cazadores serán capaces de llegar a zonas que antes estaban aisladas y a los orangutanes", alertó la organización en un comunicado. "Debemos defender y proteger el hábitat que queda y la vida silvestre que vive en él y que está en riesgo grave. Nuestros bosques y nuestra población de orangutanes se están encogiendo".

La Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza considera que tanto el orangután de Sumatra como el de Borneo están en riesgo de extinción.