AP NEWS
Related topics

Corte de Pennsylvania ratifica condena inicial de sacerdote

April 28, 2015

FILADELFIA (AP) — La Corte Suprema estatal ratificó el lunes la condena en primera instancia contra un sacerdote católico de alto rango por el cargo de poner en riesgo la vida de menores. El caso fue el primero en la historia en contra de una autoridad eclesiástica en Estados Unidos que enfrentó cargos por su manejo a las quejas sobre abuso sexual.

La Corte Suprema de Pennsylvania confirmó la condena en 2012 por delitos graves contra monseñor William Lynn por poner en riesgo a un monaguillo víctima de abuso sexual a manos de un sacerdote que había sido trasladado a su parroquia pese a las acusaciones previas.

Los abogados defensores han argumentado desde hace tiempo que Lynn, secretario del clero, no era responsable por el bienestar del niño según la ley estatal vigente en ese momento. Sin embargo, en una votación de 4-1, la Corte Suprema estatal no estuvo de acuerdo, por lo que el sacerdote de 64 años potencialmente encara un regreso a prisión.

″(Lynn) supervisaba el bienestar de muchos niños porque, como alto miembro de la Arquidiócesis de Filadelfia, era específicamente responsable de proteger a los niños de sacerdotes que abusaban sexualmente de ellos”, escribió el juez Max Baer.

Lynn había cumplido la mitad de su sentencia de tres a seis años de prisión cuando una opinión de la Corte Suprema estatal desechó su condena a finales de 2013, lo que llevó a su liberación. Fue retenido bajo arresto domiciliario en la rectoría al noreste de Filadelfia, mientras los fiscales apelaban la decisión.

El abogado defensor, Thomas Bergstrom dijo que Lynn podría solicitar que la Suprema Corte federal revise los nuevos asuntos legales en el caso.

“Están comparando a Lynn con alguien a cargo de todos los niños de la arquidiócesis, fueran o no víctimas de abuso”, dijo Bergstrom. “Me preocupa que este acercamiento tan extenso sea aprobado por la corte”.

“Lynn ni siquiera se enteró de este abuso hasta 2009 y ni siquiera sabía de la existencia del niño, mucho menos que fuera víctima de abuso del (reverendo Edward) Avery”, recalcó Bergstrom.

Avery se declaró culpable de abuso de un menor en 1998, pero después se retractó de su admisión aparente durante el juicio de Lynn. Actualmente cumple una condena de prisión de entre dos y medio y cinco años.