CIUDAD GUAYANA, Venezuela (AP) — Al menos 18 personas murieron en una mina de oro ilegal en el estado Bolívar al sureste de Venezuela durante enfrentamientos con las fuerzas de seguridad que buscan tomar el control del área.

La incursión en el estado Bolívar fue confirmada el domingo a The Associated Press por un oficial del ejército que habló bajo la condición del anonimato porque no se le permite hablar de la operación.

Este fue el incidente más violento desde que 17 mineros ilegales fueron asesinados en el 2016 en una mina cercana a Tumeremo, también en el estado Bolívar, por un grupo paramilitar que opera en la zona. Sus cuerpos fueron localizados sepultados en una fosa luego de varios días de búsqueda.

El oficial indicó que el operativo fue ejecutado el sábado en la mina Cicapra, ubicada en Guasipati, un sector del municipio Roscio del estado Bolívar, luego de recibir información que un grupo armado mantenía el control de la zona. Se incautaron cuatro armas de asalto, tres revólveres, entre otras armas ligeras. No se reportaron heridos o muertos en las filas de los cuerpos de seguridad.

La violencia ha ido en aumento en Bolívar, ya que el gobierno de Venezuela con problemas de liquidez busca abrir el área rica en recursos minerales a la inversión extranjera en medio de una guerra territorial en curso entre pandillas delictivas y militares. Se cree que los miembros de las fuerzas armadas a veces juegan un papel activo en el submundo criminal mediante la recaudación de tributos de las bandas.

Ninguna de las víctimas en el ataque del sábado portaba identificación. Sus cuerpos fueron luego transferidos por un convoy militar a varias horas de distancia a una morgue en Ciudad Guayana, a unos 520 kilómetros al sureste de Caracas.

El oficial dijo que uno de los asesinados era una mujer que podría ser la hermana del líder de una banda que controlaba el área hasta que fue asesinado el año pasado.