AP NEWS
Related topics

EEUU reconoce resultado de elecciones en Honduras

December 23, 2017

La policía militar despeja una barricada establecida por los manifestantes que apoyan al candidato presidencial opositor Salvador Nasralla en Tegucigalpa, Honduras, el lunes 18 de diciembre de 2017. El gobierno del presidente estadounidense Donald Trump reconoció el viernes 22 de diciembre de 2017 los resultados de los comicios presidenciales en Honduras a pesar de las quejas de la oposición y las irregularidades advertidas por los observadores. (AP Foto/Fernando Antonio)

WASHINGTON (AP) — El gobierno del presidente Donald Trump reconoció el viernes los resultados de los comicios presidenciales en Honduras, a pesar de las quejas de la oposición, las irregularidades advertidas por los observadores y las exhortaciones del Congreso norteamericano a respaldar una nueva elección.

El Departamento de Estado felicitó a Juan Orlando Hernández por su victoria en la elección del mes pasado, pero instó a la comisión electoral a que investigue exhaustivamente todas las impugnaciones. En un comunicado, la vocera Heather Nauert pidió a todas las partes evitar hechos de violencia, en medio de una ola de agitación que ha cobrado al menos 17 vidas en tres semanas. También pidió a las fuerzas de seguridad que respeten los derechos de los manifestantes pacíficos.

Hernández fue declarado ganador, pero el candidato opositor Salvador Nasralla denunció que hubo fraude y viajó a Washington en busca del apoyo de Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos. Los observadores de la OEA y la Unión Europea descubrieron irregularidades que pusieron los resultados en entredicho.

“Los resultados apretados de las elecciones, las irregularidades identificadas por las misiones observadoras de la OEA y la UE, y las fuertes reacciones de los hondureños de todo el espectro político resaltan la necesidad de un diálogo nacional vigoroso”, dijo Nauert. “Se debería emprender un esfuerzo significativo a largo plazo para sanar la división política en el país y promulgar las muy necesarias reformas electorales”.

También exhortó al tribunal electoral a “revisar de manera transparente y exhaustiva toda impugnación formulada por los partidos políticos”.

“Instamos a los ciudadanos o partidos políticos hondureños que impugnan el resultado a atenerse a los medios previstos por la ley hondureña. Reiteramos la exhortación a todos los hondureños a que se abstengan de la violencia. El gobierno debe asegurar que los servicios de seguridad hondureños respeten los derechos de los manifestantes pacíficos, incluido el asegurar la rendición de cuentas ante cualquier violación de esos derechos”.

Los primeros resultados reportados por el tribunal electoral después de la elección del 26 de noviembre mostraban a Nasralla a la cabeza por un margen amplio, con casi el 60% de los votos contados. Las actualizaciones públicas del recuento cesaron misteriosamente durante más de un día y, al reanudarse, esa ventaja disminuyó constantemente hasta volverse favorable a Hernández.

El jueves, un grupo de 20 legisladores demócratas pidió al secretario de Estado Rex Tillerson que apoye la repetición de los comicios en vista de las irregularidades halladas por los observadores. También le pidieron que denuncie lo que llamaron el “uso excesivo de fuerza” por parte de las fuerzas de seguridad que reprimieron las protestas callejeras.

La policía hondureña ha confirmado 17 muertes, pero la oposición y el Comité de Detenidos y Desaparecidos, una organización no gubernamental, dicen que al menos 24 personas han muerto en tres semanas de disturbios. Las protestas continuaron el viernes, en las que algunos manifestantes arrojaron piedras contra policías, los cuales respondieron con gas lacrimógeno.

En una conferencia de prensa en la capital de Honduras, Nasralla dijo que seguirá luchando y presentando nuevas solicitudes ante el tribunal electoral hondureño para que anule la votación y convoque a nuevos comicios.

“Queda claro que Hernández es impuesto por Estados Unidos porque les atemorizan los gobiernos de izquierda”, subrayó.

Con el peso que tiene en las relaciones internacionales, Washington opta por legitimar a un régimen rechazado por su pueblo, denunció.

Indicó también que, aunque fue postulado por una alianza opositora izquierdista, él no tiene partido y representa a todos los hondureños.

Antes de que la Casa Blanca reconociera los resultados de las elecciones, la cancillería de México felicitó a Hernández el martes. Canadá y Panamá también reconocieron a Hernández como presidente el viernes.

Pero otros países de la región como El Salvador y Brasil se han abstenido de hacerlo.

La cancillería brasileña dijo el viernes que, como la elección ha sido cuestionada por los partidos de oposición, no decidirá si reconoce los resultados o no hasta después de que el Tribunal Supremo Electoral emita un fallo sobre esas impugnaciones.

Dos de los líderes izquierdistas de la región, el presidente Nicolás Maduro de Venezuela y su homólogo Evo Morales de Bolivia, han criticado el presunto fraude electoral.

La OEA dijo el viernes que su equipo de observadores electorales había reportado un “cúmulo de irregularidades y deficiencias graves denunciadas, que seguramente han afectado el resultado electoral”.

Aunque la oficina del secretario general de la OEA dijo que no haría comentarios sobre las decisiones de gobiernos individuales de reconocer la victoria de Hernández, señaló que desconocer los informes de las misiones de observación “genera un antecedentes peligroso de cara a un nutrido año electoral en 2018”.

___

Los periodistas de The Associated Press Freddy Cuevas en Tegucigalpa; Christopher Sherman en la Ciudad de México; Marcos Alemán en San Salvador; Stan Lehman en Sao Paulo, Fabiola Sánchez en Caracas, y Carlos Valdez en La Paz contribuyeron a este despacho.

AP RADIO
Update hourly